Desarrollar el potencial

Disfrutar de la vida

Disfrutar de la vida, puede significar cosas distintas para diferentes personas

Llegar a vivir la vida lo mejor que podamos es una de las aspiraciones más frecuentes y legítimas de la mayoría de los seres humanos. Sin embargo, ponerse de acuerdo en qué significa “vivir lo mejor posible”, es ya otra cuestión. Cada uno tendrá su propia y personal opinión al respecto.

Si sacamos el tema en cualquier ocasión que tengamos, no cabe duda de que palabras como felicidad, salud y alegría saldrán a la palestra en un momento u otro de la conversación, así como un gran número de tópicos e ideas preconcebidas que la mayor parte de la gente suele tener a propósito de estos asuntos.

Desde el punto de vista de la Sofrodynamia® preferimos hablar de bienestar mejor que de felicidad. Y esto es así porque encontramos que, bienestar, resulta un término más próximo, asequible, definible y sistematizable que felicidad, del que por cierto hoy día se ocupan, y muy bien, diferentes y prestigiosos autores.La propia palabra lo dice, bienestar es estar bien, de la misma forma que su opuesto, malestar, consiste en estar o sentirse mal. Pero nos encontramos con la misma dificultad que antes, es decir, hemos de ponernos de acuerdo respecto a qué llamamos, entonces, estar bien.

Para definir el bienestar la Sofrodynamia® utiliza cuatro parámetros diferentes que han de estar presente de manera simultánea en todo momento. La ausencia de alguno de ellos hará imposible que se establezca el verdadero bienestar como la Sofrodynamia® lo entiende.

Dichos componentes del bienestar sofrodynámico son: Autosatisfacción, Autoconocimiento, Autogestión y Desarrollo del Potencial. Comenzaré exponiendo algunas ideas sobre este último elemento. Y en artículos próximos desarrollaré los demás.

Cuando nacemos no somos más que un mamífero con cierto parentesco con algunos otros primates, que pertenece al genero y especie Homo sapiens sapiens. El contacto con otras personas y la interacción social con el ambiente cultural en el que nos desarrollamos, completan el proceso de humanización que nos permite manifestarnos en el mundo del modo en el que cada uno de nosotros lo hacemos. Cada persona al nacer viene a este mundo con una serie de capacidades que podrá desarrollar o no a o largo de la vida. Son como semillas que requieren de atención y cuidados apropiados para que en el momento oportuno puedan manifestarse. A este conjunto de capacidades por expresar  lo llamamos Potencial Humano.

Desarrollar el potencial

Tenemos un gran potencial que hemos de desarrollar

El Potencial Humano es un término complejo, ya que a su vez esta integrado por diferentes aspectos. Traemos un potencial biológico, un potencial psicológico y un potencial espiritual. Cada uno de los cuales necesitará, también, atenciones y adiestramientos distintos de los otros para florecer como es debido.

Cuado una persona es capaz de expresar en el mundo el máximo de su potencial, decimos que es un sujeto autorrealizado. Por lo tanto, entendemos que, Autorrealización, no es más que el desarrollo máximo posible de las capacidades que cada uno de nosotros trae consigo.

Sofrodynámicamente el desarrollo ha de ser armónico y equilibrado, es decir, proporcionado física, afectiva, cognitiva, energética y espiritualmente. Una persona puede haberse autorrealizado mucho profesionalmente, pero no tanto desde el punto de vista de su esfera emocional. No sería, éste, un buen ejemplo de lo que llamamos Desarrollo del Potencial en Sofrodynamia®.

Desarrollar el Potencial tendrá que ver con atender a cada uno de los aspectos que, comos eres humanos, integran nuestra globalidad. Para ello se requieren distintos tipos de estrategias las cuales se complementan unas a otras.

Si hacemos referencia a cómo desarrollar el potencial del cuerpo, habrá que dejar claro que no nos estamos refiriendo a los modos de adquirir una musculatura atlética ni a moverse como lo hace un experto de artes marciales, si bien el trabajo corporal apropiado en el que entrenamos el centramiento, enraizamiento y alineamiento, acompasado con la respiración y armonizados por la fluidez del movimiento, será algo importante. Por otro lado, conectar con la corporalidad, comprendiéndola y atendiéndola en sus  capacidades y en sus limitaciones, también forma parte del desarrollo del potencial corporal.

A nivel psicoafectivo, desarrollar el potencial, está relacionado sobre todo con el buen funcionamiento de las funciones cognitivas, que pueden ejercitarse mediante el estudio, la lectura, los juegos de entrenamiento mental, etc. Sin olvidar el trabajo de resincronización hemisférica y de intercomunicación entre cerebro izquierdo y derecho, en los que determinados ejercicios corporales de lateralidad serán de inestimable ayuda.

La maduración de nuestro potencial emocional, transformándonos en personas más tiernas, sensibles y al mismo tiempo ecuánimes,  constituirá una de las manifestaciones de que nos encontramos por el buen camino del desarrollo a  nivel emocional.

Desarrollar el potencial

Desarrollar el potencial ha de llevarnos a una vida más amorosa y plena

La práctica del silencio, la apertura del Espacio Interior, la contemplación atenta de aquello que surge a la consciencia, para poder descubrir el espacio que existe más allá de los contenidos mentales y en el cual, simplemente, somos. Éste es posiblemente, el aspecto más elevado del desarrollo del potencial, ya que en ese espacio nos autodescubrimos y comenzamos a vivir plenamente, desde una dimensión más completa e integrada del ser.

Cuando llegamos ahí, podemos experimentar la paradoja de que “siendo los mismos somos diferentes”.

Llegado ese punto ya no habrá dudas de que somos uno con el Uno y nos habremos situado más allá del miedo y del sufrimiento, experimentando aquello de Ser vida con la Vida.

Mientras tanto, durante el proceso, antes de llegar ahí, no nos queda más que trabajar y trabajar, disfrutando de hacerlo en el camino del desarrollo y  dando gracias cada día por aquello que en estos momentos nos ha tocado vivir.

Si tu vida te ha llevado hasta la posibilidad de leer este artículo y llegar hasta el final, piensa que es seguro que haya algo en ti que te  motiva y te empuja a crecer y desarrollarte.  Es la propia fuerza del río de la vida la que te está impulsando. No abandones esa corriente, mantente firme en tu práctica, en la confianza de que esa misma fuerza te transportará hasta la experiencia de felicidad que todos los seres humanos anhelamos alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s