Los hijos

“Los hijos son una fuente de satisfacción y también de problemas, pero sobre todo constituyen una incomparable oportunidad para seguir aprendiendo de ellos en muchos aspectos que no haríamos por nosotros mismos, ya que nos obligan a madurar y a no estancarnos, haciendo que nuestra mente se contagie de su juventud y entusiasmo” (ANF)