Resucitar

Resucitar

Cada momento del calendario nos brinda una oportunidad para reflexionar y crecer, más allá de nuestras creencias personales y convicciones. Hoy, los cristianos celebran el día principal de su fe, un acontecimiento  que da sentido a todo lo demás: la Resurrección de Cristo.

Pero también los no creyentes pueden beneficiarse del significado de la resurrección, aunque no le apliquen un sentido religioso al mismo.

Resucitar es nacer a una nueva vida dejando atrás los lastres del pasado y los miedos hacia el futuro. Dicho de otro modo, resucitar es sanar, es volver a la vida después de haber dejado atrás al “ser humano viejo” del que debemos desprendernos, si queremos orientarnos hacia la autorrrealización. Resucitar es sanar plenamente, en cuerpo, alma y espíritu. Y todo ello es bastante congruente con el mensaje de Jesús de Nazaret.

Así que tanto si eres cristiano como si no lo eres ¡Feliz Pascua de Resurrección!