Entre la autoexigencia y la laxitud

Entre la autoexigencia y la laxitud

Ofrenda de Sujata

Sidharta rompe su extremo ascetismo cuando descubre “el camino medio”

Existen dos tipos de posturas en la vida que suelen acarrear más problemas que beneficios. Una de ellas es el exceso autoexigencia, la otra la ausencia de voluntad para cumplir cualquier obligación, lo que podríamos denominar laxitud extrema.

Los primeros suelen ser personas cumplidoras, con frecuencia exitosas en lo que a nivel profesional se refiere, ya que se imponen metas que debido a su fuerza de voluntad suelen alcanzar, pero posteriormente, esa misma exigencia que les hizo triunfar en sus estudios o en su profesión, se vuelve contra ellos en el aspecto emocional y suelen claudicar víctimas del estrés, ansiedad, sensaciones de culpabilidad, etc. llevándoles al sufrimiento psíquico y a diversas patologías psicosomáticas. Sigue leyendo