Hidroterapia casera: El Baño Vital

Una técnica muy conocida y utilizada en la hidroterapia en casa son las fricciones de agua fresca en el abdomen, también conocida como Baño Vital.

Esta sencilla técnica hidroterápica recibe este nombre debido a que produce un aumento de la vitalidad del sujeto.

En realidad no se trata de un baño propiamente dicho, sino de una fricción con agua fresca, ya que el cuerpo no se sumerge en agua.

Es conveniente hacerlo en ayunas, pero puede llevarse a cabo a cualquier hora del día  siempre que el estómago se encuentre vacío.

Se realiza sentado sobre un bidé o en un taburete pequeño en la bañera, pero sin sumergir. También puede utilizarse una palangana.

El agua estará a temperatura ambiente o fresca. El resto del cuerpo debe estar bien abrigado para no coger frío.

Durante 5 minutos se friccionará con una esponja natural, un trapo áspero de tejido natural o bien con la misma mano, en la zona comprendida desde el ombligo a la zona genital.

Posteriormente se seca muy bien y se abriga la zona. En caso de que sea posible se puede regresar a la cama y descansar durante unos minutos, notando una reacción de calor en la zona.

No debe realizarse este baño durante los días de la regla.

Es muy útil para tratar las congestiones pélvicas, problemas circulatorios, hemorroides, trastornos ginecológicos, estreñimiento, estrés e insomnio.

En caso de querer ducharse, habrá de tomarse antes la ducha y después el baño vital y no al revés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s