Cultivar la Presencia

Hace décadas que vengo trabajando con diversos tipos de grupos, primero en el ámbito de la Sofrología y posteriormente en el de la Sofrodynamia®. En ellos he insistido siempre en la relación entre nuestro cuerpo, nuestra mente y otros aspectos más sutiles de nuestra consciencia. En dichos grupos, una de las primeras cosas que se proponen al alumno es reconocer que una parte importante de su sufrimiento se debe al modo habitual en el que su mente se relaciona con la realidad que le rodea, y con la manera de entender y reaccionar frente a los acontecimientos cotidianos presentes, pasados y futuros.  Sigue leyendo