Elegir y asumir

Elegir

No elegir es también una elección

A lo largo de la vida vamos realizando infinidad de elecciones. Algunas de ellas poco relevantes, en cambio otras marcarán cambios especiales en nuestra vida.

Sea como fuere, el hecho es que no podemos dejar de elegir, ya que incluso cuando no optamos por algo, eso, en sí mismo, constituye ya una elección.

Algunas personas muestran una cierta dificultad a la hora de realizar elecciones, pues no están seguros de si acertarán o no. Pero para otros, lo verdaderamente dificultoso no es elegir, sino asumir las consecuencias de lo elegido. Sigue leyendo