Saber ayudar

Saber ayudar

Además de querer hay que saber

Sabemos que curar es un arte y una ciencia que puede ser aprendida y perfeccionada, y eso requerirá esfuerzo y dedicación.

También sabemos que las antiguas tradiciones nos enseñan que al amor y la compasión equivalen a una de las alas de un pájaro, la otra la constituye la sabiduría. Si sólo posee una de las alas no podrá volar.

Por dichas razones podemos entender que la relación curativa no se nutre exclusivamente de buenas intenciones, sino que además requiere de un cierto conocimiento sin el cual estaremos perdidos.

El deseo de ayudar a otros seres pasa por ser algo noble y altruista, pero se torna en un obstáculo insuperable, para nosotros y para los demás, cuando carecemos de la claridad mental necesaria para discriminar el modo en el que podemos o no podemos hacerlo.

Porque verdaderamente no se ayuda sólo con querer, sino que también es necesario saber.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s