¿Qué son los prebióticos?

Me he dado cuenta de que existe una cierta dificultad para distinguir entre los términos prebiótico y probiótico. Trataré de aclararlo de una forma sencilla.

Los prebióticos son considerados como alimentos funcionales, es decir, que además de sus aspectos meramente nutricionales aportan un beneficio extra para la salud de quienes los consumen. 

Por su parte, los probióticos son microorganismos vivos o liofilizados que aportamos con la intención de regenerar, repoblar o incrementar determinadas cepas de nuestro microbioma.

De forma sencilla podría decirse que los prebíóticos son el “alimento de la flora y de las células intestinales”. Por tanto, ambos, prebióticos y probióticos, ayudan a mejorar la salud intestinal y son especialmente importantes en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades digestivas. Pero además juegan un importate papel en la salud general del sujeto.

Para que un alimento sea considerado prebiótico, debe cumplir los siguientes criterios:

1.- No debe hidrolizarse ni absorberse en la parte anterior del tracto gastrointestinal. 

2.- Constituir un substrato selectivo para una o más cepas bacterianas beneficiosas mediante la estipulación de su crecimiento o de su metabolismo.

3.- Facilitar el desarrollo de especies beneficiosas en el intestino.

4.- Inducir efectos locales o sistémicos beneficiosos para la salud

Los prebióticos deben formar parte de una alimentación saludable y equilibrada, aunque en ocasiones hay que suplementarlos mediante determinados productos comerciales.

En este artículo de hoy comentaré los principales prebióticos y, posteriormente, publicaré algunos aspectos de los probióticos. Los más interesantes que solemos utilizar son los siguientes:

1.- La Fibra alimentaria: Algunos tipos de fibras alimentarias son muy beneficiosos para la buena salud de nuestra flora intestinal, favoreciendo el crecimiento de las bifidobacterias y los lactobacilus, frente a otras cepas perjudiciales. Estas fibras, al fermentar en el intestino producen substancias nutritivas para los enteritos (células intestinales), como por ejemplo los ácidos grasos de cadena corta (AGCC), sobre todo el butírico y el propiónico.

2.- Oligosacáridos no digeribles. Dentro de este grupo podemos encontrar:

  1. Los Fructooligosacáridos (FOS). Son fibras totalmente fermentables que poseen moléculas de fructosa. Ademas de las funciones intestinales, los FOS, mejoran los niveles de colesterol y triglicéridos. Los encontramos en alimentos tales como la alcachofa, el ajo y la cebolla.
  2. Los Galacto-Oligosacáridos (GOS). Son derivados de la lactosa y los encontramos en la leche materna. Estimulan las poblaciones de bifidobacterias, de tal manera que os bebés que se alimentan mediante lactancia materna suelen tener mejores niveles de dichas cepas.

3.- La inulina. Es un oligosacárido de cadena larga que se extrae de ciertos vegetales, como por ejemplo la raíz de achicoria. También lo encontramos en el espárrago, el puerro y el plátano, entre otros. La insulina aumenta el desarrollo de las bifiídobacterias y en la actualidad se está utilizando cada vez con mayor frecuencia.

Un pensamiento en “¿Qué son los prebióticos?

  1. Pingback: ¿Qué son los prebióticos? — Sofrodynamia® y Salud | LUZ EN AGORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .