Alimentos de tiempo y lugar

Alimentos de tiempo y lugar

Cuando era pequeño y acompañaba a mi madre al mercado, recuerdo que ella preguntaba a los vendedores si ya tenían tal o cual verdura o fruta, porque sólo se podían comprar cuando era su tiempo. En cambio ahora, hay de todo durante todo el año, ya que cuando no se producen aquí se importan de lejanos países para que nunca falte de nada.

Poder comprar cualquier tipo de alimento y tenerlo disponible en cualquier momento del año hace que hayamos perdido el conocimiento ancestral del tiempo de las cosechas. Ahora es el tiempo de las habas, ahora el de los tomates o de las fresas, etc.  Sigue leyendo

Los alimentos orgánicos o ecológicos

            Por Dª Gracia Casado, Nutricionista colaboradora del C.M.I. Dr. Nougués

Cada vez más demandados, las encuestas muestran que puede ser como resultado de esa mayor calidad que se les otorga frente a los alimentos convencionales; calidad cuya interpretación puede ser a tres niveles:

–          menor presencia de sustancias contaminantes o toxicas (seguridad)

–          mayor valor nutricional

–          mejores características organolépticas (calidad nutricional y beneficios para la salud).

Tanto es así que, recientemente, se hacen cada vez más numerosos los estudios que intentan constatar esta realidad. Ante la confianza que los consumidores han depositado en ellos, llegando a pagar incluso el doble en muchos casos, es lógico que estos parámetros deban garantizarse.

            Para nombrar este tipo de alimentos/productos se emplean los términos de ecológico/biológico u orgánico o sus diminutivos bio y eco.

Además, este tipo de alimentos se caracteriza por un sistema de producción natural sin el uso de productos químicos, y ya aquí debemos ser críticos pues aunque no empleemos directamente estos productos en el cultivo, el suelo sí puede estar contaminado por terrenos próximos que los utilicen.

De cara a su venta se emplea como distintivo el correspondiente logo de “agricultura ecológica”, que de entrada aporta información sobre el origen y proceso de obtención/manipulación de ese producto.

            En el caso de los vegetales, las investigaciones realizadas no han notado grandes diferencias en cuanto a composición, respecto al mismo alimento en su versión convencional, aunque sí se afirma una mayor concentración de antioxidantes a partir de su reducción en el contenido en agua. Y a nivel de características organolépticas (olor, sabor, color…), su aspecto no es tan “bonito” ni uniforme.

Respecto a alimentos de origen animal como las carnes, se comprueba un menor contenido en grasa, siendo más magras, ya que la caracterización de ecológico implica que el animal durante su crianza también sea correctamente alimentado, dato que conoceremos gracias a la trazabilidad de cada producto.

En cualquier caso, al ambiente que rodea en estos momentos a este tipo de productos se encuentra en controversia, pues queda mucho por conocer acerca de los mismos y sus propiedades y beneficios para la salud humana.

Todo apunta a sus efectos beneficiosos en materia de salud y medio ambiente, pero siempre debemos ser cautos y conocer la realidad lo mejor posible.