Comenzar el día

OFRENDAS 2La psicología actual ha llegado a demostrar la importancia de la relación que existe entre el modo en el que nos disponemos para realizar algo y los resultados obtenidos.

Es cierto que un buen comienzo no garantizan un buen final, pero también es cierto que la actitud con la que comenzamos una tarea dificulta o facilita la consecución de nuestras metas y objetivos.

A pesar de que la mayoría de las personas no son ajenas a estos principios, lo cierto es que, al menos en lo que yo conozco, el modo de comenzar el día día deja mucho que desear.

No es raro levantarse pensando en la dureza de lo que nos espera y las pocas ganas que tenemos de hacer lo que estamos obligados a llevar a cabo, o lo que nos duele el cuerpo y la mala noche que hemos pasado. Estas frases, y otras parecidas, las escucho con frecuencia en boca de mis pacientes.

Me pregunto, ¿es la única manera de comenzar una jornada?, ¿es la mejor? 

¡Veamos!

Hay culturas en las que cada amanecer, en las ciudades o en los campos, las personas al levantarse, y antes de comenzar con sus tareas cotidianas, realizan una ofrenda a sus deidades esperando un día próspero y auspicioso.

Es posible que los dioses los escuchen, o tal vez no. Es posible que los dioses intervengan ayudando a los humanos en sus menesteres, o tal vez no.

Pero de lo que estoy totalmente convencido es que la actitud devocional y trascendente con la que dichas personas inician el día, les predispone de un modo mucho más potenciador y amoroso que cuando nosotros, en nuestras grandes y desarrolladas urbes, comenzamos la jornada con la cabeza y el corazón llenos de enfado, nublados por los problemas, envidias y miedos.

No estoy proponiendo que reces por las mañanas, sobre todo si no eres religioso, sino que cada uno en función de sus valores y creencias, dedique un pequeño tiempo a disponer su mente y su corazón del mejor modo posible para afrontar la jornada, manteniendo la certeza y la esperanza de que, de una u otra manera, esos minutos de armonización tendrán sus frutos a lo largo del día.

El mundo es muy amplio y ¡hay tanto que aprender!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s