Un mensaje de esperanza

Esperanza

En un mundo como el actual necesitamos mensajes de esperanza

Hay quienes viven la vida sintiendo que no son los protagonistas de sus propios destinos. Es como si se viesen indefectiblemente arrastrados hacia un tipo de vida que ha sido diseñada por otras personas.

En general podemos decir que muchas personas, sin ellos saberlo, han ido aceptando de manera no consciente, los diferentes papeles o roles que otros les han asignado.

La familia, la sociedad, los amigos, etc., son elementos que influyen en la forma en la que moldeamos nuestra propia historia, de tal manera que si no tomamos parte activa en escribir nuestro propio guion, alguien lo escribirá por nosotros.

Con frecuencia, el rol que nos adjudicamos es representado con mayor o menor fortuna durante el tiempo que dura nuestra existencia, y eso permanece así a menos que  activamente hagamos algo que nos permita cambiar.

Algunas personas tomaron un papel desgraciado y, a menos que lo remedien, lo seguirán representando durante toda su vida, aunque no les guste o les vaya mal. Otros, en cambio, cogieron el papel de triunfadores y los resultados que obtuvieron fueron bastante diferentes que los de la persona anterior.

Pero los papeles que representamos no son más que eso, papeles representados que en ningún caso llegan a tocar lo más profundo de nuestra esencia.

Frente a este panorama podemos preguntarnos si es posible hacer algo.

mensaje de esperanza

a pesar de las apariencias poseemos la semilla de la iluminación

La respuesta es afirmativa, ya que la inversión más rentable que podemos hacer en nuestra existencia es dedicar un tiempo suficiente a escribir nuestro propio guion existencial y transitar por nuestro propio camino.

Esta opción nos abre a la esperanza de un presente más armónico y un mejor futuro.

En esa búsqueda personal debemos tener muy claro tres mensajes para la esperanza:

1) Somos capaces. Podemos tomar las riendas de nuestra vida aprendiendo a ser los dueños de nuestro propio destino. Por tanto, debemos desterrar el “no puedo”.

2) Somos dignos y nos merecemos cosas buenas. A pesar de todos los errores que hayamos podido cometer, tenemos en nosotros la semilla de la perfección que nos hace ser dignos y merecer las más altas cotas de la existencia humana. Debemos vencer al ”no me lo merezco”.

3) Disponemos de más opciones de las que habitualmente percibimos. No estamos atrapados por las circunstancias, las cosas, los acontecimientos, etc. sino que somos dueños de seguir múltiples opciones y múltiples caminos. Debemos vencer al “no sé qué hacer”.

La toma de consciencia de esos tres aspectos constituye un mensaje de esperanza para el ser humano que nos dice que efectivamente, es posible el cambio, es posible ir hacia delante.

Una respuesta a “Un mensaje de esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s