Humildad y grandeza de la respiración

Respiración consciente

La respiración consciente es el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros mismos y a los demás

Vivimos en una cultura amante de la tecnología y de lo complejo. Mientras más complicado sea un aparato mucho más fascinante y atractivo nos parece. Nos atrae lo complicado y menospreciamos lo simple.

Sin embargo, es lo simple y lo sencillo lo que sustenta nuestra vida, como es el caso de la respiración.

Aprender a disfrutar de nuestra respiración es aprender a disfrutar de la vida y del placer de lo sencillo.

La respiración es como el hilo de un collar que ni se nota ni destaca, pero si éste se rompe, el collar desaparece.

En los grupos Iniciales de Sofrodynamia® suelo decir que si tuviese que elegir uno sólo de los diferentes temas que abordamos, necesariamente tendría que quedarme con la respiración.

Al principio, puede que alguno se sorprenda al oír esto, pero una vez los alumnos entrenan y experimentan en su cuerpo y en su mente los beneficios de la respiración consciente, no les queda la menor duda. De tal manera que podría afirmar que de las cosas que más se sorprenden las personas que trabajan en grupos de Sofrodynamia® es del descubrimiento de su propia respiración.

Respiración cósmica

La respiración nos conecta con el ritmo cósmico del universo

Porque la respiración no es un mero fenómeno biológico que sustenta la vida, sino que es mucho más.

La forma de respirar, de algún modo, expresa la forma en la que nos manifestamos en nuestra vida. Bien podríamos decir “dime como respiras y te diré quien eres”. Porque la forma de respirar tiene que ver con el estilo de nuestra vida.

El arte de vivir está relacionado con el “arte de respirar conscientemente”. Como decía Gurdieff, “Si usted no ha aprendido a respirar, entonces no ha aprendido nada”

Metafóricamente nuestra vida es como una gran respiración, ya que comienza con una inspiración y finaliza con  una espiración. Todo lo que hay en medio es como la pausa inspiratoria, es decir, la pausa entre la entrada y salida del aire. Entonces, desde el punto de vista de esta metáfora, ¿qué crees que sería la pausa espiratoria, es decir, aquello que se encuentra más allá de nuestro último aliento?

Tal vez por lo anterior, durante cada ciclo respiratorio simbólicamente expresamos todo lo concerniente a la vida y a la muerte. Respirar tiene que ver con los procesos de dejar salir y dejar entrar, con los procesos de incorporar y soltar.

La respiración consciente nos sitúa en el presente, ayudándonos a librarnos de  los traumas del pasado y de los miedos al futuro.

Recordemos que una respiración disfuncional nos permite “sobrevivir”, pero no  vivir con plenitud.

Otro de los aspectos especiales de la respiración consciente es que parece ser la llave que abre las puertas de las diferentes dimensiones del ser humano (cuerpo, mente, energía).

Ciertamente, la respiración consciente es un auténtico proceso de alquimia interna, ya que transforma la materia en energía, sana las emociones, aquieta los pensamientos y es capaz de participar en los fenómenos de expansión de consciencia.

Humilde pero excelsa, así es nuestra respiración.

Una respuesta a “Humildad y grandeza de la respiración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s