Acompañamiento y consuelo

«A veces es posible curar. En otras ocasiones sólo podemos aliviar, pero en cualquier caso nunca ha de faltar unas palabras de consuelo o la presencia serena y callada de nuestro amoroso acompañamiento» (ANF)