Las creencias psicotóxicas (venenos mentales)

creencias limitantesNuestro modelo mental es una especie de mapa interno que nos permite comprender lo que sucede en el mundo y nos ayuda a responder frente a los retos que se nos presentan. Se encuentran conformados por diferentes creencias psicológicas, las cuales serán las responsables del funcionamiento de dicho modelo.

Una creencia es una estructura psicológica que se toma como cierta, aunque realmente no lo sea. Cada persona tiene sus propias creencias, la mayoría de las veces funcionan de forma no consciente, y son las que en muchas ocasiones condicionan nuestras conductas.

Dividimos las creencias en dos grupos:

  1. Aquellas que nos hacen crecer, y las llamamos potenciadoras
  2. Aquellas que nos estancan y perjudican, y las llamamos limitantes.

Las creencias limitantes actúan como verdaderos venenos mentales, por eso también las podemos denominar “creencias psicotóxicas”.

Si queremos mejorar nuestra vida hemos de eliminar las creencias que nos limitan. Para ello, al igual que lo haríamos frente a cualquier veneno, hemos de tratarlas con el antídoto adecuado.

Lo primero que tenemos que hacer es identificarlas, ya que muchas de permanecen en estratos no conscientes de la psique. Una vez las hayamos identificado podemos cambiarlas por otras más potenciadoras.

A continuación expondré algunas de las que más frecuentemente he encontrado en los alumnos que he entrenado. Las he sacado de los comentarios que algunos hacen durante las sesiones de entrenamiento, y por eso hay varias que se refieren a la relajación, la visualización, etc.

La siguiente lista no es exhaustiva y, por tanto, deberemos estar atentos a descubrir en nosotros las creencias limitantes que se encuentran en la base de muchas de nuestras conductas.

 

1.- CREER QUE ANTE UNA SITUACIÓN SOLO HAY UNA SOLUCIÓN CORRECTA O UNA RESPUESTA ACERTADA.

En la vida, ante cualquier situación, pueden existir respuestas diferentes que serán acertadas o no en función del sujeto, del tiempo, del contexto, de la finalidad, etc.

Recuerda que:

  • Lo acertado para mi no lo es para otra persona.
  • Lo acertado en un contexto no lo es en otro contexto.
  • Lo acertado en un tiempo no lo es en otro tiempo.
  • Lo acertado para unos fines no lo son para otros.

2.- LA CREENCIA DE QUE LOS DEMAS DEBERIAN COMPRENDERME.

Cada persona tiene el derecho de comprender el mundo desde su modelo, por lo tanto nadie está obligado a compartir el tuyo, de la misma manera que tu no estás obligado a compartir el de otros.

3.- LA CREENCIA DE QUE SENTIRSE INCOMODO SIGNIFICA QUE ALGO ANDA MAL.

Pues unas veces sí y otras veces no. De hecho, la mayoría de nuestros aprendizajes suelen ser incómodos al principio, y no por ello deberíamos dejar de avanzar sino que sería más útil aprender a reenmarcar el concepto de incomodidad.

4.- LA CREENCIA DE QUE EL CUERPO EN ESTADO SALUDABLE NO DEBE SENTIRSE.

El cuerpo en estado saludable ejecuta una maravillosa melodía en la que la armonía vital es la pieza clave. Aprender a “escuchar” nuestro cuerpo saludablemente es uno de los aprendizajes vitales más útiles.

5.- LA CREENCIA DE QUE NO SÉ ELEGIR.

Lo sepas o no, ya estás eligiendo. No elegir algo significa quedarte donde estás en estos momentos, y eso, en sí, es ya una elección. No es posible no elegir, ya que inhibirse es también una elección.

6.-  LA CREENCIA DE QUE NO ME SE RELAJAR.

Muchas personas sostienen esta creencia errónea porque tienen una idea de relajación muy distinta de lo que realmente es. Lo más frecuente es que no discrimines convenientemente tus estados de relajación, o tal vez no controles bien la relajación a nivel mental.

7.- LA CREENCIA DE NO PODER CONCENTRARSE.

En ausencia de patología neurológica o tóxica, esta afirmación no suele ser exacta. La mayoría de las personas que dicen esta frase acostumbran estar perfectamente concentradas en sus propios pensamientos o sentimientos problemáticos. Así que poseen una gran concentración pero en cosas que le hacen daño.

Tal vez necesitan aprender a desconcentrarse de algo limitante para concentrarse voluntariamente en otro objeto más positivo.

8.- LA CREENCIA DE NO SABER VISUALIZAR.

¿Eres capaz de describir mentalmente que hay al entrar en tu casa?  Entonces ya lo estás haciendo. Visualizar es crear imágenes mentales que pueden ser visuales, auditivas o cinestésicas.

9.- LA CREENCIA DE QUE ESTAR RELAJADO ES ESTAR INDIFERENTE O QUE TODO TE DE IGUAL.

Quien piensa de ese modo confunde relajación con indiferencia. El patrón de relajación es un patrón de armonización psicofísica y, por tanto, de alto rendimiento.

En Sofrodynamia®, cuando hablamos de relajación nos referimos a un estado de “Tensión Justa”, la tensión-relajación apropiada para cada momento. Nada tiene que ver con pasividad o falta de energía.

10.- LA CREENCIA DE QUE CUANDO ESTÉ ENTRENADO NADA ME DEBERA AFECTAR.

El entrenamiento sofrodynámico proporcionará una mayor tolerancia a las situaciones estresógenas y una mayor capacidad de recuperación cuando estas impactan sobre nosotros, pero en modo alguno significa una “coraza” frente al mundo.

Paradójicamente desarrollaremos una mayor “ternura de corazón” al tiempo que una mayor capacidad de “combatividad”.

2 Respuestas a “Las creencias psicotóxicas (venenos mentales)

  1. Pingback: Creencias que nos ayudan a avanzar | Sofrodynamia® y Salud

  2. Pingback: Decidir se parece a cocinar | Sofrodynamia® y Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s