Archivo de la etiqueta: frutas

Ventajas del licopeno para la salud

LicopenoEl licopeno es un carotenoide presente en el suero humano y en la piel, así como en otros órganos tales como el hígado, pulmones, suprarrenales y colon. Las fuentes naturales que contienen licopeno en mayor cantidad son las frutas y vegetales rojas, sobre todo el tomate, al que confiere su coloración roja, y productos derivados del tomate, y también podemos encontrarlo en el pomelo rojo, el pimiento rojo y la sandía.

El pico máximo de concentración se detecta a las seis horas después de la ingestión, teniendo posteriormente un tiempo de vida media de doce a veinte horas.

Se han encontrado en el licopeno propiedades antioxidantes, antiinflamatorias,  antiproliferativas, sobre las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, en estudios de laboratorios y en animales, sin embargo en humanos todavía sigue siendo un tema de controversia.

Según parece su consumo a través de la dieta es insuficiente para conseguir dichos efectos.

El licopeno es un potente antioxidante que  protege  a la célula del daño producido por los radicales libres. Parece un suplemento seguro. Los suplementos diarios de 30mg/día durante 8 semanas no han producido efecto adverso alguno.

Respecto a la lactancia y el embarazo, no existe ningún problema en el consumo de licopeno ligado a los alimentos, pero todavía no existen estudios suficientes para avalar su seguridad cuando se usa en forma de suplementos.

No se conocen contraindicaciones (a excepción de la hipersensibilidad al licopeno o fuente alimentaria), aunque existen datos que confirman que el consumo de 18 gr/día de olestra podría disminuir significativamente los niveles de licopeno en el suero, por lo que se recomienda separar su administración en el tiempo.

No se conocen interacciones con otros medicamentos.

Algunos estudios correlacionan niveles altos de licopeno sérico, o el alto consumo de alimentos con licopeno, con la reducción de las posibilidades de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y degeneración macular. Pero dichos estudios se basaban en el consumo de tomate y no en el de suplementos puros de licopeno. Al tener el tomate otros componentes bioactivos como la vitamina C, el ácido fólico, el potasio, etc. las conclusiones no están demasiado claras todavía.

La mayoría de estudios epidemiológicos evalúan la cantidad de licopeno consumido en la dieta sin precisar las dosis terapéuticas en las distintas patologías. Únicamente en el caso de la hipercolesterolemia se indica que una dosis de 60 mg/día durante 3 meses produce una reducción del 14% de la oxidación de las lipoproteinas de baja densidad del plasma.

Algunos estudios han sugerido la posibilidad de que el licopeno ayude en la prevención de la hipertrofia benigna de próstata.

También se han realizado estudios que correlacionan el riesgo cardiovascular y el consumo de licopeno en mujeres pre y postmenopáusicas. Los resultados señalan la relevancia de la prevención en el abordaje nutricional asociado a las diferentes etapas biológicas de la mujer.

Se han realizado estudios con animales y también epidemiológicos que sugieren la posibilidad de que el licopeno ayude a prevenir el cáncer de mama.

Los estudios epidemiológicos que han tratado de fundamentar la relación entre el cáncer en general y la alimentación no llegan a aclarar suficientemente si se debe a la alimentación o al estilo de vida en general.

Algunos estudios epidemiológicos basados en el alto consumo de productos derivados del tomate concluyeron que podrían prevenir el cáncer de cuello uterino, pero otros estudios no han encontrado dicha evidencia.

A pesar de la controversia, la mayoría de las evidencias indican que el licopeno tiene un efecto preventivo frente a diversos tipos de cánceres.

Consejos dietéticos para la menopausia

alimentación menopausiaEs importante resaltar que la menopausia no constituye en sí misma ninguna enfermedad, como algunos parecen entender, sino una etapa más de la vida de la mujer. Como quiera que dicha etapa coincide con una edad en torno a los cincuenta años, y con ciertas modificaciones hormonales, se produce un aumento del riesgo de padecer ciertos procesos, cosa que, por otro lado, también sucede en los varones de la misma edad como fruto del proceso propio de envejecimiento.

Es por eso que, como en cualquier otra etapa de la vida, una alimentación sana y adaptada a las circunstancias fisiológicas, será bastante conveniente para mantener una buena salud.

A continuación expondré algunas sencillas indicaciones en relación con la alimentación aconsejable en la menopausia:

  • Llevar a cabo una adecuada ingesta de fibra a través de los alimentos integrales
  • Tomar abundantes frutas y verduras frescas, unas cinco raciones al día.
  • Siempre que no estén contraindicados, es aconsejable tomar alimentos ricos en fitoestrógenos, tales como el tofu, miso, lino, dátiles, cerezas, etc.
  • Aumentar el consumo de ácidos grasos omega-3 (pescados azules, nueces)
  • Utilizar otras fuentes de calcio alternativas a los lácteos, tales como semillas de sésamo, frutos secos, nabos, salmón, almendras, algas, etc.
  • Limitar, también, la ingesta de productos que podrían desencadenar sofocos, tales como el café, los picantes, alimentos muy calientes, etc.
  • Limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas (carnes, lácteos, aceite de coco, etc.)
  • Mantener una buena hidratación
  • Limitar la ingesta de sal
  • Evitar los azúcares refinados y la bollería industrial

En realidad, si reflexionamos un poco, dichos consejos dietéticos, son aplicables también, con alguna matización, para cualquier persona que quiera mantenerse un adecuado aporte nutricional.