Los increíbles beneficios de la cúrcuma

Los increíbles beneficios de la cúrcuma

CURCUMALa cúrcuma (Cúrcuma longa) es una planta perenne con rizomas ampliamente ramificados, propia de climas cálidos y húmedos. Su extracto de color amarillo se usa en la cocina hindú desde tiempos antiguos formando parte del tradicional curry. En occidente, de manera culinaria, se comercializa como aditivo alimentario (E-100) para colorear ciertos guisos.

Hoy día ha pasado a ser mundialmente conocida por los beneficiosos efectos que a dosis terapéuticas producen en el organismo. Entre sus componentes destacan los curcuminoides, y de ellos, sobre todo, la curcumina, responsable de muchas de las acciones de esta planta. Posee también aceites volátiles y zingibereno junto con azúcares, proteínas y resinas diversas. Sigue leyendo

Ventajas del licopeno para la salud

Ventajas del licopeno para la salud

El licopeno es un carotenoide presente en el suero humano y en la piel, así como en otros órganos tales como el hígado, pulmones, suprarrenales y colon. Las fuentes naturales que contienen licopeno en mayor cantidad son las frutas y vegetales rojas, sobre todo el tomate, al que confiere su coloración roja, y productos derivados del tomate, y también podemos encontrarlo en el pomelo rojo, el pimiento rojo y la sandía. Sigue leyendo

Coenzima Q-10, una fuente de energía y salud

Coenzima Q-10, una fuente de energía y salud

co.q-10La Coenzima Q-10 (Co Q-10), llamada también ubiquinona, es una substancia necesaria para el normal funcionamiento de muchos órganos y para la realización de diversas reacciones metabólicas, sobre todo en la cadena transportadora de electrones en el Ciclo de Krebs. Su misión es aportar energía a las células, ya que interviene en la producción de ATP (Adenosin trifosfato), molécula energética del organismo.

Ha llegado al gran público a través de la publicidad de los productos cosméticos que la han incorporado a gran número de cremas faciales y similares, como una substancia especialmente importante para cuidar la piel y evitar su envejecimiento.

Posee también una alta capacidad antioxidante que resulta muy útil en ciertas enfermedades, ya que evita el daño tisular producido por los radicales libres y, según parece, podría retrasar la evolución de ciertas enfermedades neurológicas tales como el Parkinson.

La Co-Q-10 se usa en el tratamiento de las miocardiopatías y de la insuficiencia cardiaca congestiva. Además puede ayudar a controlar la hipertensión, las alteraciones del ritmo cardiaco, aliviar los ataques de ángor y reducir la formación de coágulos sanguíneos. Parece, también haber aliviado los síntomas de personas con enfermedad de Raynaud.

Ayuda a conservar la Vitamina E y se cree que evita la oxidación del colesterol, aunque parecen necesarios nuevos estudios que confirmen este último punto.

Se encuentra en elevada concentración en el organismo, sobre todo en el corazón, hígado, riñones y páncreas. También se encuentra en una gran variedad de alimentos, especialmente las carnes, vísceras, algunos pescados y mariscos.

Sus niveles disminuyen con la edad, y son menores en pacientes con enfermedad cardiaca. Pero además del paso del tiempo, también el hábito de fumar y el consumo de ciertos medicamentos, como la lovastatina o el propanolol, pueden hacer que disminuya la cantidad de Co-Q-10, por lo que sería aconsejable administrar un suplemento de  Co Q-10 en estos casos.

Se suele presentar como suplementos en forma de pastillas, comprimidos o cápsulas de gelatina blanda. Las presentaciones contienen aceite que favorecen su absorción, igualmente favorecida si se toma junto con los alimentos.

La dosis recomendable en las cardiopatías oscilan entre 100-360 mg/día. No se conocen efectos secundarios.

Importancia del selenio para la salud

Importancia del selenio para la salud

El selenio es un elemento de la tabla periódica, insoluble en agua, y que se encuentra ampliamente distribuido en la naturaleza formando parte de suelos y rocas. También podemos encontrarlo en la composición de diversos alimentos tales como cereales, el pescado, las carnes, las lentejas, el pan, frutos secos, espárragos, tomates y otras verduras, levadura de cerveza, ciruelas uvas, melocotones y los huevos, entre los más destacados.

De un tiempo a esta parte ha venido despertando mayor interés en lo que a sus aplicaciones en el campo de la salud se refiere, habiéndose realizado numerosos y clarificadores estudios al respecto. Sigue leyendo

Las bayas de Goji

Las bayas de Goji

goji

Por Dª Gracias María Casado, Nutricionista y colaboradora del CMI Dr. Nougués

Después del espectacular boom producido ¿disponemos de más información,  tenemos un sentido más crítico a la hora de tomarlas o ya no les prestamos la más mínima atención?

La baya de Goji ha sido utilizada en china durante miles de años para mejorar la salud y la longevidad y es uno de los alimentos más densos en nutrientes sobre el planeta tierra, con su amplio rango de fitonutrientes, antioxidantes, vitaminas, y mucho más.

Se trata de una fruta desecada de color intenso, con un sabor que podría asemejarse a la mezcla entre arándano y cereza. Crece en arbustos y en torno al Goji, existen en Asia abundantes leyendas. Pese a las muchas variedades existentes, las más conocidas corresponden a la variedad “Lycium Barbarum” y son éstas las que realmente contienen los nutrientes indicados y los efectos saludables que se han descrito, por lo que de entrada seamos precavidos también con las adulteraciones.

La especie Lycium Barbarum  que en la actualidad se importa desde China es una especie originaria del Mediterráneo y se da en otras zonas cálidas del mundo. El consumo de estas bayas en ningún caso podría resultar perjudicial o neutro para la salud humana, pero hay que tener cuidado y se desaconseja su consumo en personas que estén usando tratamientos anticoagulantes. Esta planta es pariente de nuestros tomates, pimientos y berenjenas, pues pertenece a la familia de las Solanáceas y son primas hermanas de Lycium europaeum, ese arbusto espinoso, común en las montañas de Almería, Murcia y Alicante.

Han aparecido como el complemento alimenticio ideal, procedentes nada menos que del misterioso Tíbet y sus propiedades casi mágicas nos aseguran salud y longevidad. La nueva leyenda urbana afirma que el Goji es un arbusto que crece en los valles del Himalaya, a unos 4.000 metros de altitud. También que sus frutos son “el secreto de los Hunza”, conocidos por ser “el pueblo más sano y feliz de la Tierra”, cuyos ancianos llegan fácilmente a la edad de 130 años sin apenas un achaque.

¿Pero qué grado de verdad hay en todo ello? Al respecto muchos profesionales y especialistas, han hecho pública sus opiniones y afirman que se trata de “otra moda pasajera”, en la alimentación. La supuesta lista de propiedades es inmensa, desde reducir el colesterol hasta ser un infalible afrodisíaco. Pero como explicaron, entre otros, el director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, las bayas del Goji no tienen ninguna propiedad beneficiosa probada en estudios científicos extensos de intervención clínica en humanos. Contienen los mismos nutrientes que las frutas y las verduras tradicionales, salvo ese importante efecto placebo que le añaden los nuevos pícaros y, propagan los ingenuos.

Por el contrario, entre la multitud de propiedades que le son atribuidas, destacan:

  • Mejora de la visión
  • Tónico
  • Mejora la tez
  • Aumenta la producción de esperma
  • Mantiene su hígado y el riñón en buen estado
  • Reconstituye la esencia vital (semen)
  • Antimutagénico
  • Antioxidante muy poderoso
  • Ayuda en la circulación
  • Propiedades anti-cancerígenas.
  • Mejora de la visión
  • Mayor flexibilidad
  • Trata el insomnio
  • Dolor de cabeza y dolor muscular y articulaciones
  • Mejora la memoria
  • Eleva los niveles de energía
  • Brinda resistencia.

MORALEJA: no olvidéis que no hay ningún alimento milagro, fuera de una dieta sana y equilibrada  en la que  prime la variedad y el consumo de alimentos frescos,  naturales y de temporada. Mantengamos el equilibrio.

 

Diabetes y Ácido alfa-lipoico

Diabetes y Ácido alfa-lipoico

acido alfa lipoicoEl Ácido alfa-lipoico es una substancia con un alto poder antioxidante que podemos encontrar en alimentos como el brócoli y las carnes. Al ser soluble en agua y en grasas se absorbe fácilmente y atraviesa las membranas de las células, lo cual le permite actuar como antioxidante a nivel intracelular, protegiendo de los radicales libres incluso al ADN. Esto le confiere una capacidad protectora frente a las enfermedades degenerativas crónicas y severas, incluso ante procesos oncológicos.

También protege a otros antioxidantes, como es el caso del glutatión.

Se ha utilizado con éxito para prevenir la neuropatía y nefropatía diabética. Además ayuda a transformar la glucosa e incrementa la efectividad de la insulina, por lo que ayuda a combatir la resistencia a la insulina.

Estudios realizados en Tubingen, Alemania, demostraron una estabilización de la glucosa en los pacientes diabéticos que consumían Ácido alfa-lipoico.

Otros estudios demostraron una capacidad de protección frente a problemas neurológicos previniendo la pérdida auditiva y el daño encefálico tras un accidente vascular cerebral.

También parece que pudiera mejorar la cognición la memoria y la fuerza muscular, por lo que su uso puede ser bastante recomendable para muchas personas.

La hoja de olivo, un nuevo antioxidante

La hoja de olivo, un nuevo antioxidante

hidroxitirosolLa infusión de hojas de olivo ha sido tradicionalmente utilizada para bajar la tensión arterial. Hoy día nuevos estudios añaden otras nuevas propiedades medicinales a dichas hojas.

A partir del extracto de hoja de olivo, por proceso de hidrólisis suave se obtiene una molécula llamada hidroxitirosol (2-(3-4dihridroxifenil)etanol), compuesto fenólico que posee múltiples propiedades biológicas tales como antimicrobiano, inhibidor de la formación de leucotrieno B4 e inductor de la apoptosis celular (muerte de células tumorales). Pero destaca sobre todo por su alto poder como antioxidante, superior incluso al de la vitamina E.

(Revista de Fitoterapia 2004; 4 (2) 139-147